Warning: fopen(/homepages/27/d694950863/htdocs/app694951095/wp-content/plugins/akismet-privacy-policies/languages/akismet-privacy-policies-es_ES.mo): failed to open stream: No such file or directory in /homepages/27/d694950863/htdocs/app694951095/wp-includes/pomo/streams.php on line 153
Arteterapia y procesos creativos - Terapias Mente-Cuerpo Canarias

Las modernas investigaciones en neurociencias, estudian la relación entre los procesos creativos y el cerebro humano.  Hablan de que esta actividad creadora, tiene un efecto de positivismo y de resiliencia en la vida del ser humano. Ruiz (2004).

Cuando hablamos de creatividad, no nos referimos a las habilidades artísticas sino a la destreza en la búsqueda  de soluciones creativas,  procesos cognitivos que interpretan o solucionan un vacío, hablamos de asumir riesgos,  de adaptarse  a los cambios y   de crear resiliencia, Marina y Marina (2013).

Una de las características que posee la creatividad, es la habilidad de generar diferentes alternativas ante la resolución de los problemas ( Fernández y Peralta , 1998). Estas habilidades creativas, tales como, la flexibilidad cognitiva,  los pensamientos divergentes, la planificación, son posible entrenarlas  y suponen una mejor adaptación de la persona, ante los retos que han de ser asumidos y ante la sociedad. (Kilmenko 2008).

En el proceso de la creatividad están implicadas múltiples funciones mentales, entre ellas las funciones de la corteza prefrontal, relacionadas con la atención focal, prever , planear y secuenciar temporalmente, también la activación de  zonas mediales hemisféricas, el cíngulo (sistema límbico) y el hipocampo.

Flaherty (2004), relaciona el bloqueo creativo o la falta de ideas creativas con el lóbulo frontal. Cuando  la depresión, es tratada clínicamente se ha comprobado mediante técnicas de neuroimagen, que las funciones del lóbulo prefrontal se normalizan (Goldapple et al., 2004).  Al igual que con   la ansiedad, ambos son trastornos vinculados al bloqueo creativo y al funcionamiento del lóbulo frontal ( Cannnistraro y   Rauch, 2003)

Hoy en día gracias a la neuroplasticidad, los rasgos creativos tales como la imaginación, la motivación intrínseca, la seguridad, la capacidad para asumir riesgos, la flexibilidad cognitiva, son habilidades que pueden entrenarse y generar así, nuevas estructuras cognitivas ( Sánchez, 1991).